Dani Andreu: “Mi hijo con autismo compensa muchas cosas de mi vida”

Enviado por Isabel Andino el Dom, 01/05/2016 - 12:00

“Pensamientos de Nil” es un cortometraje de apenas dos minutos. Pero resulta increíble todo lo que transmite en ese breve espacio de tiempo. Es una historia sobre cosas aparentemente imposibles, que al final ocurren, y también sobre cosas que no son como en principio habíamos pensado, pero que a pesar de todo no cambiaríamos por nada. “Pensamientos de Nil” es una historia contada desde el corazón, como las respuestas de su director, Dani Andreu, que se inspiró en la comunicación entre sus dos hijos, uno de ellos con autismo, para realizar este trabajo.

-    ¿Hasta qué punto “Pensamientos de Nil” es autobiográfico?

-    En su totalidad. Los dos personajes que aparecen en el cortometraje son mis hijos. De hecho Nil en realidad es Alex, mi hijo mayor, y el otro niño es Pau Morraja, un actor que encarna a mi hijo con autismo, Gueorgui.

 

-    ¿Qué quieres transmitir con los “Pensamientos de Nil”?, ¿cuál es el objetivo que persigues con este trabajo?

-    Mi intención principal era hablar del autismo desde una perspectiva totalmente diferente a lo habitual. Siempre me he preguntado cómo se sentiría mi hijo Alex conviviendo el día a día con su hermano con autismo. Escribí el guión sin consultarle nada a Alex, y cuando vimos juntos el montaje final, brotaron de sus ojos unas lágrimas y luego me abrazó. Eso me lo dijo todo.

Además tengo un proyecto: “Pensamientos de Nil” en las escuelas, pensado para niñas y niños de 8 a 12 años. Consiste en proyectar el corto en las clases, y luego hacer un debate entre ellos y yo, qué han entendido, cuáles han sido sus emociones, responder sus preguntas, etc… Hace poco hicimos una prueba piloto, y funcionó perfectamente. Fue una experiencia muy interesante. Ahora está en manos del regidor de Cultura y Educación, el cual estuvo presente ese día.

 

-    ¿Por qué el título de los “Pensamientos de Nil”, es decir, por qué se te ocurrió presentar estas reflexiones a modo de pensamientos? Dice el subtítulo del cortometraje: “cuando los pensamientos valen más que las palabras”. La pregunta es: ¿cuándo los pensamientos valen más que las palabras?

-    Observo a mis dos hijos por igual, y sé que en ocasiones Alex, si pudiera, cogería a su hermano y se pelearía con él como lo haría cualquier hermano al que le ha roto su juguete favorito o le hace cualquier trastada. Pero él se limita a callar, a llorar, pero todo en silencio. Esos son los pensamientos de Nil.

 

-    Como padre de un niño con autismo, espero que no te moleste que te haga esta pregunta, pero si pudieras volver atrás, con lo que sabes ahora, y pudieras cambiar cosas… ¿elegirías que tu hijo fuese distinto, que no tuviese autismo?

-    Te parecerá un tópico, pero yo tampoco lo cambiaría por nada en el mundo, él compensa muchas cosas de mi vida. Si no fuese por él, no existiría Gueopic, una aplicación que creé para mejorar la calidad de vida para personas con discapacidad comunicativa. Hoy es una asociación sin ánimo de lucro, en la que estoy sumamente implicado y que está ayudando a muchas personas en la actualidad.

 

-    ¿Crees que las cosas suceden por algo, que tienen un sentido, aunque a veces nos parezca difícil de entender, aunque no sean como en un principio habíamos planeado?

-    Hace mucho tiempo que creo en el destino de las personas, que las cosas siempre suceden por algo. Mis dos hijos son adoptados. Si no fuera porque mi mujer, Cristina, y yo no podíamos tener hijos, ellos no estarían ahora con nosotros. Mucha gente nos decía: “qué suerte que han tenido éstos niños de tener unos padres como vosotros”.....pero estaban muy equivocados, la suerte era nuestra de poder tenerlos a ellos.

 

-     “Pensamientos de Nil” también trata del amor, de las relaciones familiares…Me impactó de este corto la forma en que transmite cómo el amor que los padres sienten por su hijo y el amor que el niño protagonista siente por su hermano con autismo está por encima de todo…

-    Es así, queremos a nuestro hijo por encima de todo, tenerle con nosotros es una suerte.

 

-    ¿Cómo has podido transmitir tantas cosas en tan sólo dos minutos que dura el cortometraje?

-    Creo que es algo que también he aprendido con el tiempo, simplificar las cosas. Hubiese podido alargar más el corto, hacer muchos más planos, darle un contenido más explícito, con un final más dramático, etc... Pero a veces no hace falta hacer todo eso para explicar una historia, y en mi caso una realidad.

 

-    ¿Cuál crees que es la mejor forma de explicar a un niño el autismo de un hermano, de un amigo, de un compañero de clase?

-    Con total normalidad. Hay muchos niveles de autismo, el de mi hijo es severo y con pérdida auditiva, lo cual incrementa su aspecto por llevar audífonos, pero también hay niños con gafas o en sillas de ruedas….Y al final, te acabas acostumbrando, y sobre todo los niños suelen ser más comprensivos.

 

-    ¿Crees que existe información suficiente sobre qué es el autismo y concienciación real sobre las características y las necesidades que tienen estos chicos?... ¿cómo explicar el autismo a la sociedad?

-    No, para nada, existe mucha ignorancia sobre el tema. Si todos pudiéramos convivir con ellos durante una semana, las 24 horas del día, cambiaríamos la percepción y entenderíamos muchas cosas sobre el autismo. En nuestra asociación Gueopic, hicimos una jornada dedicada a las personas con discapacidad comunicativa, y tuve la suerte de poder contar con un neuropediatra y dos psicólogas. Te puedo asegurar que fue una conferencia muy interesante y muy intensa.

 

-    Como padre de un niño con autismo ¿qué crees que hay que reivindicar fundamentalmente? En tu caso, ¿cuáles son las principales dificultades que te plantea a ti el autismo de tu hijo?

-    No es fácil, sobre todo la convivencia del día a día, la incontinencia fisiológica, los impulsos o reacciones compulsivas, intentar no dejar nada a su alcance con lo que se pueda hacer daño…etc. Pero por otra parte, poder estar un rato con él tranquilo mientras lo bañas o cantarle una canción juntos en su cama mientras intenta conciliar el sueño y te mira fijamente a los ojos y te coge la mano para sentir contacto, eso compensa todo lo anterior.

 

-    Hace falta sensibilización: ¿cómo lo hacemos los padres de los niños con autismo? 

-    No todos los padres con niños con autismo llegan a aceptarlo. Te seré sincero: a mí, personalmente me costó mucho, pero cuando al final lo acepté, nada me hacía más feliz que gritarlo a los cuatro vientos. Salir con mi hijo por la calle cogido de la mano, para mí, no tiene precio.

 

-    Estas tres son una misma pregunta: ¿por qué crees que muchas veces no se entiende que la diversidad enriquece?; ¿por qué a veces se tiene tanto miedo a lo “diferente”?; ¿por qué crees que no se asocia a las “discapacidades” otras capacidades superiores en otros ámbitos?

-    Te responderé con dos palabras: por ignorancia. 

 

-    ¿Qué aprendes de tu hijo con autismo?

-    Él me ha enseñado mucho, hay cosas que no hubiese sido capaz de entender si no fuera por él… que las cosas son más simples de lo que parecen, solemos complicarnos la vida por cosas que nos parecen terribles y no son más que auténticas ridiculeces.

 

-    ¿Te parece que estos niños son más distintos o más iguales que los demás, es decir, son más las cosas que tienen en común con los niños sin autismo, o más las cosas que les diferencian de ellos?

-    Eso depende de cómo quieras enfocarlo, cada uno vive su situación a su manera. En mi caso, mi hijo tiene un autismo severo, pero eso no le hace diferente a los demás.

 

-    ¿Hay algo que te gustaría que te hubiera preguntado y no lo he hecho, o algo que te gustaría añadir?

-    Solo agradeceros permitirme expresar un poco más sobre algo que formará parte del resto de mi vida: el autismo.

 

“Pensamientos de Nil” ha estado presente en numerosos certámenes cinematográficos y ha ganado diversos premios, como el premio del público en el Festival Internacional de cine de Zaragoza. Sin embargo, el mayor galardón se lo lleva el espectador que es capaz de verlo con los ojos del alma.